Talleres

POEMA INGRID ODGERS

POESÍA

Hay que enseñar a sentir la poesía, de nada sirve leerla por obligación. Y sólo puede enseñar a sentir la poesía quien sabe sentirla, es decir un poeta, alguien que hace un esfuerzo hacia la poesía, alguien que sabe respetar al lenguaje. Entonces sólo puede enseñar a sentir la poesía quien respeta el silencio.

jueves, 23 de abril de 2009

Adolescencia y Creatividad


Dr. Solum Donas
Introducción
El interés en abordar este vínculo entre adolescencia y creatividad desde el punto de vista conceptual estriba en que existen escasas referencias bibliográficas en que se señalen su importancia en relación al desarrollo humano de los adolescentes, sus implicaciones en la atención integral de los mismos y en la Salud Pública de este grupo de población. (Donas, 1997).

Adolescencia
En el proceso biológico, psicosocial, e histórico-cultural, que conocemos con el nombre de adolescencia, se producen en el ser humano una gran cantidad de cambios de orden cualitativo y cuantitativo. La gran mayoría de estos cambios se establecen en funciones y características cuyos inicios se encuentran desde la fecundación, (por ejemplo el crecimiento físico), en la vida intrauterina y la niñez (por ejemplo el desarrollo psicosexual). El proceso de desarrollo durante la infancia hasta los albores del proceso puberal (que marca biológicamente el inicio de la adolescencia), muestra las manifestaciones de la inteligencia y el pensamiento, del proceso autonómico y de la identidad, la capacidad crítica, el locus de control, la resiliencia, la sensibilidad, los afectos, las motivaciones, la imaginación y la creatividad entre otros, en un individuo altamente dependiente de su familia y su entorno más próximo incluyendo la escuela.

Este proceso se continúa y expande en la adolescencia cuantitativa y cualitativamente, y aparece como capacidad nueva la de poder reproducirse. Todo esto inmerso en una eclosión hacia el mundo social e histórico de su barrio, su colegio, sus amigos, su ciudad, su país y con el mundo como un todo, merced al influjo de los medios masivos de comunicación, en particular la televisión y cada vez más la red de internet.

De estos cambios nos interesa señalar en particular, en función del tema de este artículo, los siguientes:


* El logro del pensamiento abstracto
* La ampliación del juicio crítico
* El establecimiento (más profundo) de una visión personal del mundo y del sentido de la vida
* Los deseos se van elaborando en un proyecto de vida
* Se modifican y amplían los intereses hacia diferentes y múltiples opciones que le ofrece la cultura en un sentido amplio.
* Se expande la creatividad en función de la multiplicación de estímulos y del incremento de conocimientos y el aprendizaje tecnológico que le ofrece la educación formal e informal.

En suma se destacan cuatro elementos fundamentales que deben ser considerados en la relación adolescencia-creatividad.

El proceso evolutivo se inicia antes de la adolescencia.
Las potencialidades del desarrollo (incluyendo la creatividad) se encuentran antes de la adolescencia.
Las opciones y el estímulo se promueven principalmente desde el entorno y dependen de la disponibilidad económico-cultural e histórica del mismo.
Se hace necesario conocer los factores protectores del desarrollo para promoverlos y los factores y conductas de riesgo para eliminarlos o anularlos. (Donas, 1997a).

Creatividad

No es objetivo de este artículo hacer una discusión de los debates sobre el concepto de creatividad en el campo de la psicología, las múltiples formas de explorarla, etc. que se pueden encontrar en múltiples textos (Gardner, 1982; Lemaitre et al., 1989; Mitjáns, 1995; Romo, 1996)

Entendemos por creatividad la potencialidad que existe en todos los seres humanos, genéticamente determinada, que debe ser desarrollada y estimulada a lo largo de toda la vida, que permite al ser humano individual o colectivamente generar "nuevos productos" aportando contribuciones al capital cultural personal, grupal y de la humanidad.

Esto significa que la sociedad como un todo y cada uno de nosotros debemos reconocer y aceptar que todos tenemos la capacidad (potencial) de crear. Este concepto entra en confrontación con el que sostiene que solo ciertos individuos tienen "talento" para crear y solo promueve el apoyo a ciertos individuos que se destacan en campos específicos.

Lamentablemente ni las políticas de estado ni los sistemas educativos en nuestros países ni la población en general han incorporado este concepto, lo cual motiva que el desarrollo y estímulo de la capacidad creadora de todos, así como (y esto es fundamental) el dar las opciones para expresar esta capacidad, (que significa aporte de conocimientos, tecnología y recursos financieros), no se haya establecido como un patrón de conducta social determinando, más allá de la enfermedad, incapacidad y muerte, una pérdida inconmensurable e irrecuperable de capital humano.

Esto no se contradice con el hecho real cotidiano de que hay niños, adolescentes y adultos que se destacan espontáneamente por una capacidad creadora mayor, probablemente vinculada a mayores niveles de inteligencia específica y estímulos recibidos del ambiente y/o mayores niveles de motivación personal.

Otro concepto muy frecuente en la sociedad es que se asocia la creatividad con el campo del arte, lo cual es también un concepto erróneo ya que la creatividad se puede expresar en múltiples ámbitos de la vida humana y hoy está siendo muy explotada comercialmente ("creatividad en el trabajo y en la empresa").

En el esquema deseamos resumir algunos de estos conceptos.

¿En qué ámbitos puede expresarse la creatividad?

Los ámbitos en que puede expresarse la creatividad son múltiples y a manera de ejemplo mostramos los siguientes:

En las ciencias: matemáticas, filosofía, psicología, geografía, medicina, mecánica, ingeniería, arquitectura, antropología, sociología, informática, agronomía, etc.

En las artes: dibujo, pintura, fotografía, literatura (poesía, cuento, novela, ensayo, crítica literaria), video, escultura, artes escénicas, danza, teatro, etc.

En la artesanía: en barro, en mimbre, en madera, papel artesanal, alambre, etc.

Varios: culinaria, carpintería, diseño industrial, diseño gráfico, deportes, juegos, etc.


¿Cuáles pueden ser los productos de la creatividad?

Igual que los ámbitos de la creación, los productos generados por la creatividad humana son innumerables, pero a modo de ejemplo mencionaremos algunos:

a) objetos: una cuchara, una silla, un perfume, una blusa,... etc.

b) filósoficos-científicos: una idea, una teoría, una fuente de energía, una técnica quirúrgica, un programa de computación, ... etc.

c) artísticos: una coreografía, una escultura, un poema, una película, ... etc.

procesos: como hacer, ... como decir, ... como ....

otros: un nuevo color, un nuevo sabor....etc

Salud, adolescencia y creatividad

La atención integral de los adolescentes (y su adolescencia) tiene un objetivo fundamental que es efectuar acciones dirigidas a promover el desarrollo humano de los mismos.
Promover la creatividad a través de actividades individuales y grupales deviene una de las tareas importantes que deben efectuar los servicios de salud tanto en las actividades intramurales como extramurales con los adolescentes. De este modo estaremos contribuyendo también a un mejor desarrollo psicosocial, al mejoramiento de la autoestima, y darles instrumentos para mejor desenvolverse en la vida.


Algunos ejemplos de actividades para apoyar la creatividad.

a) Individuales: dibuje una flor que no conoce, escriba un breve poema, dibuje la otra cara de la luna, planee un paseo a la playa, invente un disfraz.

b)colectivos (en grupos de dos a cuatro): escriban un cuento entre todos, piensen en algo que sería útil que la gente tuviera y que no existe, pienten un cuadro, elaboren una receta culinaria, elaboren el argumento para una película, etc.

Bibliografía

Donas, S. Marco Epidemiológico conceptual de la salud integral del adolescente (versión actualizada) OPS/OMS, Caracas, Venezuela, 1997.

Donas, S. (a) Vulnerabilidad, Protección y riesgo. OPS/OMS, Caracas. Venezuela, 1997
(Adolecencia latinoamericana Vol. 1 No.4, Porto Alegre, Brasil, 2000)

Donas, S. (b) Creatividad. En antología del curso Básico de Salud Integral del Adolescente, Proyecto Sarem-Minsa, Nicaragua, 2000

Gardner, H. Arte, mente y cerebro. Una aproximación cognitiva a la creatividad. Paidós, Madrid, España, 1993

Lamaitre, M.J., Lavados, H. y Apablaza, V. (coordinadores) Desarrollo de la creatividad, desafío al sistema educacional. Corporación de Promoción Universitaria, Santiago, Chile, 1989.

Mitjáns, A. Creatividad, personalidad y Educación. Ed. Pueblo y Educación, Habana, Cuba, 1995.

Romo, M. Psicología de la creatividad. Paidós, Madrid, España, 1996.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada